ESCRITO NUM LIVRO ABANDONADO EM VIAGEM

  ESCRITONUMLIVROABANDONADO EM VIAGEM

Venho dos lados de Beja.
Vou para o meio de Lisboa.
Não trago nada e não acharei nada.
Tenho o cansaço antecipado do que não acharei,
E a saudade que sinto não é nem no passado nem no futuro.
Deixo escrita neste livro a imagem do meu desígnio morto:
Fui, como ervas, e não me arrancaram.

 

 



ESCRITO EN UN LIBROABANDONADO EN UN TREN

Vengo del rumbo de Beja.

Voy hacia el centro de Lisboa.

No traigo nada y no encontré nada.

Cansancio anticipado de no encontrar nada,

Mi nostalgia no es por el pasado ni por el futuro.

Dejo escrita en este libro la imagen de mi muerto designio:

 Fui como la hierba y no me arrancaron.

 

 

 

 

ÁLVARO DE CAMPOS, heterónimo de FERNANDO PESSOA

(Traducción de Octavio Paz)

EL PERFUME

                                     EL PERFUME

 

Chupar tu vida sobre los labios,
no es quererte en la muerte.
Chupar tu vida, amante,
para que lenta mueras
de mí, de mí que mato.
Para agotar tu vida
como una rosa exhausta.
Color, olor: mis venas
saben a ti: allí te abres.
Ebriamente encendido,
tú me recorres. Toda,
toda mi sangre es sólo
perfume. Tú me habitas,
aroma arrebatado
que por mí te despliegas,
que como sangre corres
por mí: ¡que a mí me pueblas!

 

 

 

 

 

  VICENTE ALEIXANDRE

Bebiendo a solas con la Luna

Bebiendo a solas con la Luna

 

De una olla de vino, entre las flores,

Bebí a solas sin compañero alguno.

Levantando la copa, le pedí a la brillante Luna

Me trajera mi sombra y nos hiciera tres.

La Luna no puede entender mi forma de beber,

Mi sombra prosigue su silencio donde ella vaya.

La Luna acompaña temporalmente a la sombra,

Aprovecho la oportunidad para darme alguna alegría.

La luz de Luna deambula mientras canto,

La sombra flota a lo largo mientras bailo.

Disfrutando la amistad mientras estoy despierto,

Su compañía termina mientras estoy borracho.

Permítenos ser amigos para siempre,

Nuevamente  encontrarnos en el vasto cielo.

 

 

 

 

 

 

 

                                                           LI  BAI

You

                                     You

Tú apareces,
tú te desnudas,
tú entras en la luz,
tú despiertas los colores,
tú coronas las aguas,
tú comienzas a recorrer el tiempo como un licor,
tú rematas la más cegadora de las orillas,
tú predices si el mundo seguirá o va a caer,
tú conjuras la tierra para que acompase su ritmo a tu lentitud de lava,
tú reinas en el centro de esta conflagración
y del primero
al séptimo día
tu cuerpo es un arrogante
                                                      palacio
donde vive
                          el
                               temblor.

 

 

 

 

 

 

 

                               RAFAEL CADENAS

otoño

                      OTOÑO

Esparce octubre, al blando movimiento
del sur, las hojas áureas y las rojas,
y, en la caída clara de sus hojas,
se lleva al infinito el pensamiento.

¡Qué noble paz en este alejamiento
de todo; oh prado bello que deshojas
tus flores; oh agua fría ya, que mojas
con tu cristal estremecido el viento!

¡Encantamiento de oro! Cárcel pura,
en que el cuerpo, hecho alma, se enternece,
echado en el verdor de una colina!

En una decadencia de hermosura,
la vida se desnuda, y resplandece
la excelsitud de su verdad divina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                       JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

Twitter Follower Slider